Poner en funcionamiento una batidora o acceder a la ducha pueden convertirse en hazañas imposibles para personas con algún tipo de discapacidad. Para facilitarles la vida y que consigan autonomía la
tecnología se pone a su servicio.

Hogar Avante recrea en 128 metros cuadrados una vivienda adaptada a las
necesidades de movilidad, salud, ocio y bienestar de niños y adultos con discapacidad física, sensorial y cognitiva.

Así, en la cocina, por ejemplo, se pueden encender y apagar los electrodomés
ticos y modificar la altura de las mesas y muebles de la cocina (suben, bajan y se abren los cajones de forma automática) a través de un control remoto, sea con mandos a distancia, con pulsadores o con una solución que integra un ordenador, un sensor de mirada y un sistema de control del entorno (mediante una pantalla se pueden controlar con la mirada varios elementos de un hogar).

Menos elaboradas, pero no por ello menos útiles, son otras ayudas para las
actividades domésticas como abretarros, asas de tetrabrik, cubiertos adaptados, platos con fondo en pendiente y vasos con apertura nasal.
Con un móvil y con etiquetas inteligentes repartidas por la casa, las personas

que viven solas pueden hacer la lista de la compra de manera sencilla. «Se establece un símil entre un lápiz y el móvil», explica Ángel Martínez, personal de ivestigación de ltaca-Tsb, quien añade: «Basta con acercar el teléfono a las etiquetas para que el dispositivo añada los productos a la lista».Una vez se acaba la lista se acerca el teléfono a un portarretrato asociado a un familiar o conocido y se le envía un mensaje de móvil con la lista definitiva de la compra.

Además, para la seguridad personal del individuo en cuestión, éste puede lle-
var una pulsera con la que desde un ordenador se controla su localización y se reparten sensores magnéticos por la vivienda: «Son dispositivos que saben si el electrodoméstico está en uso o no: se analiza, se evalúa y se sabe si hay una situación extraña, si la hay avisamos al usuario y a un familiar mediante un mensaje o por voz», explica Juan Pablo Lázaro de Itaca-Tsb.

Otro lugar de vital importancia en una casa es el baño. Por ello tiene que ser accesible para todos. En Hogar Avante se muestra un sistema sanitario de altura variable con el que se pueden ajustar de forma instantánea, a través de un telemando, la altura del WC y el lavabo. Se trata de un sistema sencillo formado por juego de paneles fijos. «Es un producto que se puede amoldar al diseño de cada espacio –ya que los paneles aceptan cualquier marca de sanitarios– y se pueden poner diferentes colores o pegatinas para los niños» afirma Catherine Ferrand del grupo SFA. Para Ferrand, «al adaptarse el producto, el usuario no está enfrente de su problema».

En el mismo espacio se presenta una ducha plana sin escalones y sin mamparas: tiene una pendiente del 2% imperceptible con lo que el agua cae a una pe-queña canalización. Asimismo, se exhibe un lavamanos con inclinación, grifos gerontológicos y secamanos con depósito de agua y para invidentes. | C.F.

(Publicado el 3 de junio de 2010 en el en el suplemento de la Fira de Barcelona: Salón de la Autonomía Personal y la Calidad de Vida)

About these ads